Adolfo D.S

Nuevo ascenso: Volcán Sajama

Doble ascenso a volcanes Sajama y Acotango
Programa de doble ascenso a los volcanes Sajama y Acotango

Volcán Sajama, 6.525 mts.

Desde junio de 2024 comienzan nuevos ascensos al volcán Sajama, la mayor altura de Bolivia. Son 9 días de viaje donde también ascenderemos, como parte del proceso de aclimatación, el volcán Acotango, de 6.053 mts. Además tendremos la oportunidad de relajarnos y descansar en las espectaculares termas de Sajama, cercanas al pueblo del mismo nombre.

Acompáñanos en este maravilloso ascenso y viaje por el altiplano boliviano. Consulta por cupos.

Nuevo ascenso: Volcán Sajama Read More »

Abril-mayo: Curso de Formación en Montaña

Nuevo Curso de Formación en Montaña

Este curso entrega las herramientas teóricas y prácticas fundamentales para realizar actividades de media montaña de forma autónoma bajo condiciones de máxima seguridad.

Consta de 6 sesiones teóricas y 2 salidas a terrenos de 2 días cada una (2 fines de semana*).
Terrenos:

  • 27 y 28 de mayo
  • 4 y 5 de mayo

*Opción de 1 salida de 3 días continuos.

Más info

Abril-mayo: Curso de Formación en Montaña Read More »

Ascenso Ojos del Salado y cumbre volcán San Francisco, 6.018 m.

Expedición Ojos del Salado

Desde el 20 a 29 de enero visitamos la zona de la Puna de Atacama, III región de Atacama, para realizar el ascenso al volcán Ojos del Salado, de 6.893 mts., el volcán más alto del mundo, la cumbre más alta de Chile y la segunda de América.

Luego de reunirnos en Copiapó, viajamos aprox. 3 hrs. junto a Constanza, Carolina, Soledad y Carlos (País Vasco), más el apoyo del clásico Feña Opazo hasta el refugio en Laguna Santa Rosa (3.750 mts.), donde comenzaríamos el proceso de aclimatación desde estas cómodas instalaciones. Luego de dejar bolsos y otros en el refugio Flamenco —espaciosa cabaña para 7 personas—, realizamos al segundo día el primer trekking hacia el cerro 7 Hermanos (4.890 mts), alcanzando la cumbre en un soleado y cálido día luego de algunas horas. Al regreso, Feña nos esperaba con abundante comida, refrescos y, ciertamente, algunas cervezas, etc. Muy lindo día.

Cumbre cerro Santa Rosa, 4.850 mts.

Cumbre cerro Santa Rosa, 4.850 mts.

Campamento base

Al tercer día ordenamos y volvimos a cargar las camionetas para trasladarnos hasta Laguna Verde (4.300 mts), donde montaríamos el campamento base —provisto de termas— hasta el término del viaje. No había tanta gente como suele ocurrir en esta fecha, en plena temporada alta. Silio, el “alcalde” de Laguna Verde, nos reservaba algunas pircas para montar las carpas, así que fue mucho más rápido poder dejar listo y operativo el campamento.

Campamento Base en Laguna Verde, 4.300 mts.
Campamento Base en Laguna Verde, 4.300 mts.

En Tejos

Al día siguiente fuimos en camioneta hasta el campamento Atacama (5.300 mts), donde iniciamos una caminata de altura hasta el refugio Tejos (5.800 mts), también como parte del proceso de aclimatación, ganando altura de forma gradual. Excelente tiempo; sin viento como pocas veces, por lo que pudimos disfrutar de un agradable día. En el refugio pudimos descansar y, aprovechando el sol, incluso pudimos estar afuera de éste sentados mirando hacia el imponente Ojos del Salado. Inolvidable.

Refugio Tejos, 5.800 mts.
Refugio Tejos, 5.800 mts.

Primer 6 mil

Al 5° día nos dirigimos muy temprano hasta el Paso San Francisco (4.700 mts.), hito fronterizo con Argentina, para realizar el ascenso al volcán San Francisco, de 6.018 mts, luego de una tarde y noche anteriores con algo de granizo en el campamento de Laguna Verde. ¿La montaña? Nos esperaba completamente blanca, desde su base hasta la cumbre.

Tremendo día, con un imponente sol que hizo en ocasiones algo agobiante el ascenso cuando no soplaba viento —a más de 5.500 mts de altitud—,  y con un cielo completamente despejado.

Volcán San Francisco, inicio del ascenso.
Volcán San Francisco, inicio del ascenso.

Tras poco más de 5 horas de marcha alcanzamos la cima de este apacible pero exigente volcán, acompañados por un gran grupo de montañistas rusos, guiados por Mario Sepúlveda, también alcanzando la cumbre.

Esta montaña fue mudo testigo del primer ascenso a un 6 mil de Coni y Caro quienes a paso tranquilo pero firme llegaron muy emocionadas a su cumbre. Minutos antes y aún en el sendero de subida, Carlos, en un simple y simbólico gesto, dibujaba en el camino una línea inédita para ellas que señalaba los 6 mil metros, barrera que cruzaron con mucha alegría.

Cumbre Volcán San Francisco, 6.018 mts.
Cumbre Volcán San Francisco, 6.018 mts.

Por su parte, Sole sumaba su tercer 6 mil y segundo ascenso a este volcán, mientras que Carlos conseguía su segunda cima sobre los 6 mil metros. Algunas fotos, mucha emoción y alegría en el punto más alto de esta montaña.

Tras cerca de una hora en la cumbre, comenzamos el descenso, acompañados ya de algunas nubes que presagiaban el escenario siguiente: una gran tormenta eléctrica proveniente desde el sur y que volvía más espectacular la jornada. Ya de regreso en el campamento base, nos preparamos para un buen baño termal y una recuperadora comida antes de ir a descansar.

Paso San Francisco.
Paso San Francisco.

Descanso y confiando en el tiempo

Luego de un día de merecido relajo en el campamento, nos preparamos para el objetivo principal del viaje: Ojos del Salado quien, con sus 6.893 mts. de altitud, constituía un reto de palabras mayores. Como ya es habitual en este tipo de ascensos, contando con la aclimatación adecuada previa es posible intentar cumbre desde Laguna Verde (4.300) en lugar de hacerlo desde cotas más altas, pero hay que comenzar el día algunas horas antes para poder dirigirse primero hacia el campamento Atacama y luego al refugio Tejos (5.800), punto desde donde descendemos del vehículo para comenzar la marcha.

arcoiris
Arcoiris luego de la lluvia en Laguna Verde.

Debido a la inestabilidad climática en las tardes que estaba viviendo la zona los últimos días, es que decidimos adelantar algo el ascenso. El pronóstico indicaba que desde las 3 PM comenzaba a caer nieve durante el resto de la tarde. No era una gran cantidad, pero las tormentas eléctricas de los días anteriores nos puso en alerta, por lo que había que comenzar y bajar temprano. Contábamos con tiempo suficiente, pero no había que confiarse.

Con el nerviosismo y ansiedad normales poco antes de un evento de este tipo, algunas horas antes que se pusiera el sol ya todos se encontraban descansando previo al horario de inicio de la jornada: 11:00 PM.

Ojos del Salado, día de cumbre.

Ojos del Salado, día de cumbre. Aprox. 6.450 mts.

El día

Y llegó el gran día. Feña nos esperaba con el “desayuno” a las 11:15 PM. Tranquilos y medios dormidos aún, salimos desde el campamento base cerca de las 12:15 AM. Algunos pudieron dormir plácidamente; otros en forma intermitente y también algunos casi nada. Se sumaba al equipo Brian, otro clásico guía de montaña de la zona, quien nos acompañaría cerrando el grupo durante el ascenso.

El inicio de la marcha comenzó a las 2:30 AM, bajo una estrellada, quieta y cálida noche, como pocas veces toca. Con algo de nieve que cubría parcialmente la ruta, pero siguiendo las huellas que un grupo abrió un par de días antes, el avance fue consistente, a pesar que en algún momento previo al amanecer bajó la temperatura como resultado de una suave pero pareja brisa que soplaba desde el sur, golpeando al grupo directamente a la cara. Con la salida del sol y tras algunos espacios para descansar, se sintió un nuevo ánimo en el grupo para continuar avanzando. Sabíamos que faltaba mucho, pero ya alcanzábamos los 6.500 mts. y comenzábamos a superar el gran nevero por su margen superior.

Coni, quien había sentido unas molestias desde hacía un rato, finalmente decide regresar para no atrasar al grupo hasta la camioneta, acompañada siempre por Brian. Caro, Sole y Carlos se encontraban bien, por lo que continuamos ahora ya un bastante agradable sol.

El cielo apenas presentaba algunas nubes, por lo que nos daba la confianza suficiente para seguir subiendo. Otro par de horas y ya veíamos desde la parte baja del cráter un bloque de roca oscuro que se levantaba a lo más alto del cerro: sí, la cumbre; lejos aún pero ya a la vista, lo que trajo consigo más confianza para seguir avanzando.

En el cráter y la cumbre

11:20 AM: Carlos y Caro llegan al cráter y, ciertamente, quedan maravillados con la vista desde los 6.720 mts. La cumbre se sentía cerca, lejos aún, pero cerca. Cuidado, siempre hubo conciencia que quedaba mucho trabajo aún, pero la sensación de cercanía era muy grande. Sole, por su parte, se encontraba todavía más abajo del cráter, por lo que bajé a avisarle que esperara en en este punto hasta el retorno del resto, que se encontraba en muy buenas condiciones para alcanzar la cima.

Cráter_ojos_salado

Cráter Ojos del Salado, 6.730 mts.

Sí, pero…

Fue cosa de unos breves minutos en que todo cambió. Desde el sur —por la cara opuesta de la montaña— aparecieron de a poco algunas nubes, pero tras unos instantes toda la cumbre quedó cubierta y comenzaron a caer algunos copos de nieve. La montaña se cerró; el frente de mal tiempo se adelantó a lo que indicaban todos los pronósticos chequeados. Dura decisión estando tan cerca, pero todos conocían las condiciones meteorológicas esperadas y las que precedieron a este día. Había que bajar de inmediato.

Muchos y ruidosos truenos acompañaron el descenso, pero afortunadamente no hubo mayores contratiempos y en menos de 2 horas estábamos de regreso en el final del camino vehicular sobre el refugio Tejos, reuniéndonos todos nuevamente. Había cansancio y tristeza por no haber conseguido la cima estando tan cerca, pero al mismo tiempo y por sobre todo, tranquilidad por haber hecho lo correcto.

Ya de regreso en el CB, donde llovió de forma intensa algunas horas, aprovechamos lo que quedaba de la tarde para ir a las termas, comer, comer y comer para luego descansar luego de una larga jornada. Fue un día muy intenso, fuerte y emotivo.

Finalmente

Último día en el CB; desarmado de equipos y de regreso a Copiapó. Sí, se notaba algo de tristeza no tanto por la cumbre, que quedó de alguna manera relegado a un segundo lugar, si no por los tremendos y agradables momentos vividos durante los 9 días que estuvimos en la montaña.

Ya en Copiapó, luego de una merecida —y necesaria– ducha, fuimos por unas pizzas, cerveza y otros. Excelente despedida de un gran viaje.

Coni, Caro, Sole y Carlos, —y hablo por Feña también—, fue un gran gusto haberlos llevado y compartido en el cerro. Oportunidades nuevas siempre vendrán.

Adolfo Dell´Orto S.
Enero 2024

 

Ascenso Ojos del Salado y cumbre volcán San Francisco, 6.018 m. Read More »

¡Cumbre Ojos del Salado!

El día 13 de enero y con un excelente clima, Michael y Fernando como guía de Andescontact consiguieron la cumbre del Ojos luego de algunos días en Laguna Verde (4.300 mts) y luego en campamento Atacama (5.300), para ir por la cumbre desde el refugio Tejos, a 5.800 mts. Previo al intento de cumbre, subieron los cerros 7 hermanos (4.850) y también el Barrancas Blancas (6.118) como parte del proceso de aclimatación.

¡Felicitaciones a Michael por conseguir este tremendo objetivo!

¡Cumbre Ojos del Salado! Read More »

Gestión de viajes y pagos con WeTravel

Andescontact ahora es parte de WeTravel, la plataforma que permite reservas y pagos nacionales e internacionales de forma 100% segura con diferentes medios (tarjetas de débito y crédito), con el respaldo de una gran compañía en el área de turismo y viajes.

Wetravel permite diferentes opciones y flexibilidad en los pagos con tarjetas, además de gestionar los pagos de las reservas a tiempo, mientras envía recordatorios por correo de las próximas fechas de pagos. También es posible ver el programa de ascenso en detalle y generar de forma inmediata un brochure informativo para ser enviado por correo y poder así descargar los programas en caso de no contar con conexión posterior.

Esta es una gran noticia para todos los nuevos interesados en participar en los diferentes ascensos que Andescontact organiza para poder ver opciones más cómodos y 100% seguras en reservas y pagos.

Gestión de viajes y pagos con WeTravel Read More »

La misma historia una y otra vez

Una y otra vez se repite el mismo cuento en los cerros de Chile que cuentan accesos simples y acercamientos breves: los rayados en las rocas. Esta vez fue el turno del cerro Alto Las Vizcachas, de 1.871 mts., uno de los cerros más visitados de la Sierra de Ramón, en la comuna de Las Condes, Santiago. Es un hermoso mirador de los contrafuertes cordilleranos, como los cerros Provincia (2.750), morro Tambor (2.880) y el San Ramón, la mayor altura, con 3.253 mts de altitud, además de ofrecer una vista privilegiada del valle de Santiago.

Los accesos más próximos a este cerro son por el sector de La Plaza, más al sur de la entrada de San Carlos de Apoquindo, lugar que es administrado por Parque Cordillera y cobran por entrar, pero además existe otra también más al sur denominada comúnmente como El Remanso, donde actualmente hay un portón y en ocasiones se instala una persona con apenas una mesa y cobran entrada al mismo valor de la mencionada anteriormente, sin contar con ningún tipo de equipamiento en el área de entrada. Pero ese es otro tema.

Retomando lo anterior, llama la atención la dedicación, esfuerzo y tiempo dediccados por la “gente” que realizó los últimos rayados en el ascenso al Vizcachas, porque fueron marcadas centenares de rocas, incluso las más pequeñas que estaban en el sendero (vean la galería). Fue un trabajo arduo, hay que reconocérselo a esta “gente”.  Pero, siendo serios: ¿Cuál es el objetivo o sentido de hacer daño por gusto? ¿de verdad esta “gente” cree que lo que hacen es un aporte? Si toman fotos a sus “obras” y luego las suben a sus redes, ¿se llenarán de likes y caritas contentas por la gracia que hicieron? Y, lo que es peor, ¿se enorgullecerán por ello, tipo, compartan?

¿Son o se hacen? Siendo generoso y aprovechando que estoy de buen humor, creo que un poco de ambas.

Creí que los rayados se limitaban en gran parte a los muros de la ciudad, sobre todo en el centro y alrededores de Santiago y en otras grandes urbes fuera de la capital, pero vemos con tristeza e indignación que la mala educación y bajeza de algunos genera daños innecesarios en lugares donde precisamente lo que busca la mayoría de la gente es alejarse y olvidarse por un breve instante —fuera de la actividad física— de estos malos hábitos y ver desde cierta lejanía, que todavía quedan espacios que abren un corto pero necesario paréntesis de quietud de dónde venimos. O, más bien, desde dónde subimos.

 

La misma historia una y otra vez Read More »

Cajón del Bello: glaciares y montañas

Cajón del Bello; vista hacia el sur, aprox. 4.800 mts., con el cerro Marmolejo (6.180 mts.) de fondo. Foto: Adolfo Dell´Orto, 2021

Cajón del Bello

El Cajón y glaciar del Bello —al norte de las termas del Flaco y justo donde nace el río Yeso, Cajón del Maipo— es un glaciar de montaña que recorre el valle del mismo nombre de norte a sur, rodeado de grandes pero poco frecuentados cerros, pues los accesos y también el poco conocimiento de ellos hacen que este sea un lugar con reducidas visitas en general. 
Se trata de un glaciar que cubre un área de aprox. 3,6 km2, alrededor de 336 hectáreas hacia el año 2020, con un retroceso aprox. de -1.02 km2 comparado con los datos registrados en 1986 (1). Los glaciares que alimentan este valle son el Yeso y Pirámide, que caen desde el noreste y sureste, respectivamente.
Algunas de las montañas que encierran a esta masa de hielo, son:
  • Bello, 5.230 mts.
  • Cuerno Blanco, 5.038 mts.
  • Punta Hoff, 4.882 mts.
  • Yeguas Muertas, 4.812 mts.
  • Punta Kobe, 5.067 mts.

 

Laguna Los Patos, vista hacia el sureste. Foto: Adolfo Dell´Orto, 2017

La laguna de los Patos, ubicado algo más al norte de los baños del Plomo y por la ribera oeste del río Bello, es una típica, hermosa y simple caminata desde las termas, pudiendo apreciarse desde su punto más alto algunas de las montañas que componen este cajón.

Glaciar Pirámide; vista hacia el noreste. Foto: Adolfo Dell´Orto, 2018

El cajón del cerro Pirámide (5.448 mts), paralelo hacia el este al cajón del Bello, aporta hacia el valle desde sus escarpadas paredes de orientación sur y suroeste con sus hielos que reptan desde lo alto hacia el sureste, siendo parte también del Bello. Aunque cuenta con un acceso muy cercano a los baños o termas del Plomo y ofrece un hermoso trekking, recibe muy pocas visitas debido a la poca claridad en el inicio del valle, siendo poco visible y evidente desde la base para recorrerlo.

Glaciar Pirámide, Foto: Adolfo Dell´Orto, 2018

A pesar de sus aspecto rocoso, bajo algunos centímetros (30-100 cms aprox.) de roca, piedras y tierra, se encuentra un glaciar de aproximadamente 50 metros de espesor en promedio, que recorre valle abajo cerca de 6.5 kms. (2) y que converge hacia el cajón del Bello. En este punto ya no es posible apreciar hielo en la superficie, pero bajo una gruesa capa de rocas y material arrastrado de las laderas superiores, sí es factible encontrar hielo mezclado con rocas (glaciar rocoso).

Vista hacia el noreste, desde faldeos del cerro Cuerno Blanco (5.038 mts). Foto: Adolfo Dell´Orto, 2022
Desde la cabecera del Cajón del Bello —hacia el norte— donde se arrastran lentamente los hielos hacia el sur, es posible apreciar montañas que no son visibles desde el valle central, no sólo por su lejanía o ubicación geográfica, si no por estar en caminos o predios donde no siempre es posible acceder por múltiples restricciones, pero que sin duda son dueñas de un tremendo valor escénico. 
  •  Cerro Aconcagua, 6.963 mts.
  • Cerro Chimbote, 5.493 mts.
  • Cerro Polleras, 5.993 mts.
 
Fuentes:
  1. https://www.glaciareschilenos.org/retrospectiva-glaciar/glaciar-bello/
  2. https://repositorio.uchile.cl/handle/2250/117952

Cajón del Bello: glaciares y montañas Read More »

¡Curso de Montañismo Invernal finalizado!

Los días 7 a 9 de octubre realizamos el curso de Montañismo Invernal en formato intensivo, contando con una gran tiempo —clima— y, sobre todo, con un tremendo grupo súper motivado.

Con más de 2 metros de nieve, mucho sol,  una suave brisa y 2 increíbles y estrelladas noches fueron el acompañamiento ideal para un grupo que disfrutó cada momento y aportó con lo suyo: mucho entusiasmo y ganas para realizar todas las actividades. Incluso, nos dimos el lujo de cruzar el túnel Cristo Redentor hacia tierras argentinas para disfrutar una milanesa con papas fritas, vestidos hasta con polainas, para luego regresar caminando al campamento a nuestros refugios de nieve en la más absoluta oscuridad.

Felicitaciones a Bárbara Berni, Angel y Cristian por el gran entusiasmo, buena onda y ganas mostradas todos los días. Y para la otra podrás acompañarnos, Alexander.

 

¡Curso de Montañismo Invernal finalizado! Read More »

Patagonia – Campos de Hielo Norte: Glaciar Leones, feb. 2024

Expedición Hielo Patagónico Norte – Lago y Glaciar Leones

¡Súmate a este maravilloso viaje en la Patagonia chilena!  Este viaje está dirigido a gente que desea explorar uno de los maravillosos paisajes de la Patagonia de la región de Aysén: el lago y glaciar Leones. Bosques, ríos, lagos, hielos y mucho viento son parte de uno de los lugares más hermosos de Chile, en pleno Campo de Hielo Norte. ¡Acompáñanos!

VER MÁS

Patagonia – Campos de Hielo Norte: Glaciar Leones, feb. 2024 Read More »

¡Cumbre volcán Acamarachi, 6.046 mts!

El día 22 de septiembre y, luego de descansar un día tras la subida al volcán San Pedro, ascendimos el volcán Acamarachi —o Pili—, de 6.046 mts., en un muy agradable y soleado día. Fue un duro ascenso, pues se encontraba muy seco el cerro y todo el camino transcurrió entre pedregales y rocas, pero siempre felices de alcanzar una nueva cima de 6 mil metros.

Nuevamente felicitaciones a Cathy, Renato y el apoyo entregado por Bastián durante el viaje.

¡Cumbre volcán Acamarachi, 6.046 mts! Read More »